Recibir Estudiantes

Familias Anfitrionas Voluntarias
Convertirse en una familia anfitriona es una oportunidad para la familia de hacer del mundo su casa, invitando a un joven de otro país, para compartir vuestra cultura y, al mismo tiempo aprender sobre su cultura.

Es una oportunidad para compartir vuestra historia, tradiciones y costumbres, mientras que toda la familia va a experimentar nuevas tradiciones y costumbres sin salir de casa. La experiencia YFU proporciona en un ambiente seguro una oportunidad para ganar perspectiva global y contribuir a cambiar el curso de una vida individual. Acoger a un estudiante de intercambio puede hacer que el mundo se sienta más pequeño, al tiempo que vuestro propio mundo sea más grande. 

El participar en un intercambio cultural, puede ampliar vuestro punto de vista mediante la mejora de la comprensión global, al profundizar su aprecio por otras culturas y costumbres, que a su vez provoca un desarrollo hacia la tolerancia, reducir la violencia, y ayuda a eliminar estereotipos.

Los estudiantes de YFU tienen entre 15 y 18 años. Provienen de diversos países con los que YFU España realiza intercambios. Los estudiantes llegan en los meses de enero y agosto y participan de los programas de 6 o 10 meses. Todos ellos cuentan con buen rendimiento académico y dominan el idioma inglés.

Cada estudiante es cuidadosamente seleccionado por YFU en su país de origen y en conjunto con Youth For Understanding España los preparan a través de distintas orientaciones para la experiencia de intercambio en nuestro país. Se espera que los estudiantes se convierten en miembros de la familia anfitriona, ocupando el lugar de un hijo más, aceptando las reglas del hogar y compartiendo la vida familiar. 

El intercambio intercultural con YFU es asimismo una experiencia educativa, ya que todos los estudiantes tienen la obligación de asistir al colegio secundario al igual que los adolescentes españoles. Los jóvenes que participan del intercambio vienen a compartir la vida de una familia española y convertirse en parte de la misma. YFU espera que la familia lo integre como un hijo más, de los mismos derechos que a sus propios hijos y exija las mismas obligaciones,  también que lo cuiden y, le brinden afecto y apoyo cuando atraviese situaciones tristes o alegres, propias de la adaptación, durante una experiencia de intercambio.
¡Los invitamos a que sean parte de sus vidas! 


El espíritu de la experiencia intercultural como la entiende YFU no se basa en una compensación de carácter económica sino en las compensaciones afectivas, humanas y en el propio valor del aprendizaje intercultural, por lo tanto todas nuestras familias anfitrionas son voluntarias y no reciben ningún apoyo económico.

YFU espera que las familias anfitrionas den amor, cariño, comprensión, apoyo moral y las necesidades básicas tales como se las proporcionan a un hijo propio. Esperamos que el estudiante sea tratado como un miembro de la familia y no como una visita; por eso, las familias NO deben modificar su modo de vida. Los gastos son los propios de incluir a otra persona en los gastos familiares cotidianas (no extraordinarias) y alimentos. YFU paga las cuotas escolares cuando sea necesario y los gastos personales corren por cuenta del estudiante.


A lo largo de la experiencia de intercambio, la familia contará con el apoyo de un delegado o representante de área que viva en la misma ciudad o en una localidad cercana, asistiendo a la familia y al estudiante de intercambio durante toda la experiencia. Todo lo que necesita como familia anfitriona es el deseo de abrir las puertas de su hogar a un nuevo miembro de la familia y vivir una experiencia internacional.

familia de intercambio

Nombre

Información de contacto

Información personal

Autorización de contacto

Loading
You have errors. Please check your entries above!

Compartir